~Dos caras de una misma moneda~ / ¡Atención! Consultar el primer evento del foro.
 
PortalPortal  ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Invocación de Mephistópheles

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ethan Valentine

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 39
Fecha de inscripción : 21/12/2008

MensajeTema: Invocación de Mephistópheles   Lun Dic 22, 2008 11:06 pm

El director se había preparado para el ritual de invocación al que se había comprometido a asistir, para proporcionarle su ayuda al aprendiz que hoy iba a avanzar un escalón más en su vida y su arte, si así se le puede llamar. Se encontraba en la entrada de la Sala del Oráculo, un recinto absolutamente oscuro que, a primera vista, pareciera carecer de paredes, e incluso de contenido alguno. Nisiquiera otra luz como una linterna o fósforo podría mostrar lo que yace dentro.

Vestía una túnica de color carmesí, y se podía ver por sus tobillos como debajo de esta había propiamente un kimono de tela mucho mas delgada, negra. En su mano derecha llevaba un abanico cerrado, y en su cabeza un extraño gorro atado debajo de su manibula. Su semblante era serio, dejando de lado toda jovialidad que mostraba de día. Era un ritual que requería concentración, o su vida y la de alguien más peligraría.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 12:11 am

El reloj marcaba 5 para las 12. Se sentía emocionada pero se contenía respirando pausado mientras caminaba hacia el salón del oráculo. Sus sandalias orientales hacían un suave sonido en el pasillo a cada paso anunciando su llegada. Sus coletas estaban sueltas y su cabello caía a su espalda pasando la cadera como una cascada de oro, sus ojos carmesí se mostraban impacientes y algo nerviosos y sus manos estaban frente a ella con sus dedos entrelazados. La tunica blanca caía hasta sus tobillos acariciando sus delicadas curvas y la cinta a su cintura marcaba lo delgada de esta.

Se detuvo frente a su director y respirando profundamente le hizo una reverencia dejando que su cabello cayera a ambos lados de sus hombros como una cortina de hebras doradas. Al levantarse ya se encontraba calma Buenas noches, Director-sama.

Cerró sus ojos y avanzó hacia el oráculo centrando su energía haciendo que las velas del lugar se encendiesen en un tono azulino pero sin iluminar. Parandose en el centro se giró mirando hacia el mayor.

Estaba lista.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ethan Valentine

avatar

Masculino Cantidad de envíos : 39
Fecha de inscripción : 21/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 12:28 am

- Muy buenas noches, señorita Alika.

Le contestó con una sonrisa, entrando despues de ella. En efecto un largo pasillo se formó en base las flamas azuladas que surgían a cada lado de la chica. Cuanto esta alcanzó el centro y se volteó a donde el director, las flamas continuaron su trayecto, formando el contorno de un amplio circulo en el centro del cual un pedestal violáceo quedaba expuesto. Aquel en donde aparecería el demonio una vez realizada la invocación. El varón le brindó a la joven otra reconfortante sonrisa y avanzó hasta adelantarsele, quedando en el espacio que había entre la joven y el punto de aparición de la criatura.

Con un diestro movimiento desplegó el abanico, mostrando los tribales que decoraban su interior en toda su longitud. Comenzó a avanzar, oscilando en el aire el accesorio y desplazandolo con lentitud por delante suyo, alrededor suyo, y por encima suyo. Parecían movimientos aleatorios que no tenían conexión el uno con el otro, pero así, también parecía como si surgiesen por instinto. No había titubeo, no había una pausa durante la cual pensar. Los ojos del director se encontraban cerrados durante la concentración.


- En frente de mi, Astaroth, - Se detuvo en un mismo lugar, extendiendo hacia adelante su brazo derecho, con el abanico - atras de mi, Belzebú, - Giró en torno a si mismo, haciendo que el abanico trazase un perfecto circulo alrededor suyo - a mi derecha Adramelech, - Extendió hacia la derecha el respectivo brazo, en todo su esplendor, agitando con ligereza el mencionado abanico - y a mi izquierda Luzbel. - Deslizó su brazo lentamente por encima de su cabeza, de manera que el accesorio trazase un semi círculo por encima de su cabeza, hasta apuntar al oeste - Cuatro estrellas flanqueando los cuatro puntos, y que se erigen en lo alto. Cinco estrellas brillan en el pilar de fuego eterno. - Anunció con voz firme y cayó sobre sus rodillas lentamente, cabizbajo, dando fin a esa parte de la ceremonia - Ater malkt va geblar.

Se levantó lentamente y comenzó a retroceder de espaldas, aun con sus ojos cerrados, habiendo memorizado a la perfección la ubicación de las velas y de la propia estudiante, pues se desvió a tiempo para no tropezar con ella, y tomó posición a un metro detras suyo. Así, luego flexionó sus piernas para sentarse encima de estas en su nueva locación, cerrando el abanico, el cual dejó en conjunto con su otra mano sobre el regazo. A pesar de su inercia, sus labios seguían con un rezo en voz baja, un rezo que parecía serenar el recinto. El aire resultaba mas ligero, mas sencillo de respirar. La temperatura hasta el momento era fresca, y una nueva energía parecía nacer dentro de la aprendiz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 12:55 am

Sus manos subieron asta su pecho con sus dedos entrelazados, su cabeza se inclinaba hacia adelante con sus ojos cerrados mientras despejaba cualquier pensamiento impuro de su mente y cuerpo. Rezaba, pero contrario a cualquier rezo ordinario, no lo hacía hacia una santidad si no a su amado Mephistófeles, le rezaba en silencio llamándolo con su energía y su psiquis.

El aire del lugar se hacía pesado y podía sentir corrupción en el ambiente pero quien le asistía le ayudaba liberándola de aquella carga, como si con su abanico ventilara la pesadez del aire.

Abrió sus ojos mirando hacia el pedestal enfocándose en aquella imagen y en aquellas palabras que cientos de veces había leído y había visto, memorizado cada curva en la caligrafía, cada punto y cada mancha en las añejas hojas.

“Una vez hecho el pacto no hay vuelta atrás…” citó las palabras del demonio “Invócame… Pídeme…” Te invoco, te pido. Ruego que traigas vuestra presencia a mi humilde pedido sintió un cambio abrupto en la habitación, su cuerpo tembló, no de miedo, si no de emoción.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 1:27 am

¡Ja, ja, ja, ja, ja!


Una fuerte carcajada se hizo presente en aquel silente recinto. Una tercera presencia podía sentirse, asimismo como una intensa energía demoníaca que se hacía presente en el lugar. Las azulinas flamas que se habían encedido al principio formando un sendero hacia el pedestal se extinguieron ante una fuerte brisa que sopló, por lo que el varón que le asistía había quedado a oscuras. Ahora, la única sombra que había en el área de invocación era la de la aprendiz, misma sombra que se extendió unos cuantos centímetros. Poco a poco, de su propia sombra comenzó a emerger una figura amorfa, una masa obscura que crecía a cada segundo hasta alcanzar los dos metros de altura. Nuevamente las risas se oyeron, y dos ojos de color carmín se abrieron en ese manto de oscuridad, mientras paulatinamente iba adquiriendo una nueva forma: el demonio cuya figura se encontraba plasmada en el libro antiguo que había creado inspirando en la hechicera.

¡Bienaventurado el que ha llamado al gran Mephistópheles!
¿Que desea vuestra merced? ¿Y qué está dispuesto a pagar?


Aquel varón ataviado de negro esbozó una extravagante sonrisa mientras su mano zurda blandía un cigarro encendido. Posó este entre sus labios y se dejó caer hacia atras, pero, cuando pareció que iba a caer contra el suelo, una nueva masa amorfa emergió de la sombra ajena, misma masa que atajó al varón, quien se sentó en ella. Con el transcurrir de los segundos esa nueva sombra comenzaba a adquirir la forma de un cómodo asiento de color carbón. Cómodamente sentado, el negociante se cruzó de piernas y observó fijamente a los ojos de la dama.

Y bien, ¿En qué te puedo servir, pequeña?
¿Dulces? ¿Un amor prohibido? ¿Reconciliar a tus padres?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 1:45 am

Sus labios se abrieron exhalando un suspiro que casi deja sin aire sus pulmones, sus ojos miraban bien abiertos las sombras que se extendían. Al ser extintas las llamas con ese viento que azotó sus cabellos y ropa agitándolos violentamente temió que su poder no haya sido suficiente para mantenerlas encendidas, pero no había sentido ninguna disminución en él. Todo lo contrario, su expectación y su deseo hacia ese demonio le daban fuerzas renovadas.

Sus manos seguían con sus dedos entrelazados mientras contemplaba la magnifica figura varonil, delgada y siniestra que frente suyo reposaba, miró hasta su último detalle, su mirada, sus labios, sus dedos, sus movimientos, y lo más importante y lo que más la hacía estremecerse, la voz de esa criatura corrupta. Dejó caer sus manos a ambos lados de su cuerpo y le hizo una reverencia en señal de respeto Mephistófeles… le he invocado sin pensar en el precio a pagar puesto que ningún precio es demasiado a cambio de sus servicios. Sepa comprender los límites de un humano, por eso me gustaría escucharle antes de aceptar sin vacilar.

Se adelantó hacia él solo un par de pasos Quiero sus servicios, quiero su lealtad y quiero su poder. Su voz fue fuerte y segura, no vacilaba y cada palabra salía de su ser sin ser ensayada, todo su cuerpo al igual que la energía que expelía el mismo era fuerte y segura Quiero tenerle a mi lado para pelear contra los que ponen en peligro nuestra sociedad hizo una pausa. Mephistófeles. Sabes lo que quiero, dime tu precio.

No temía dirigirse de esa forma, tal vez, un tanto audáz hacia un demonio de tal poderío.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 12:39 pm

Hum...
...Así que la pequeña desea mi obediencia....
...Así que la pequeña desea mi poder...
¿Está consciente la joven de qué deberá pagar mucho por un servicio así?


El varón se reclinó hacia atras sobre el cómodo respaldo de lo que ahora parecía ser un trono, un trono que había surgido de la propia sombra de la fémina, la cual parecía ser tambien la sombra del demonio. Era negro como el azabache, pero reflejaba la luz como si se encontrase pulido, barnizado. Levantó sus piernas y de la base del asiento nació un taburete, mismo donde sus pies fueron a reposar el uno sobre el otro. Separó el cigarro de entre sus negruzcos labios y volteó para exhalar todo el humo, el cual cómicamente había formado la forma de una calavera antes de disiparse.

A pesar de la sonrisa que aun decoraba su rostro, se le notaba pensativo. Probablemente estaría calculando que precio sería suficiente para compenzar el servicio.


Como comprenderá, los servicios de un demonio con un nivel como el mio no son tan económicos.
Si aceptas el contrato, crearás un vínculo entre nosotros: Yo podré oír tu mente, y... Je, tu podrás oír la mía.
Si logras mantener tu cordura, tendrás mis servicios por largo tiempo.
Si cedes y pierdes la cordura, tendré mi boleto al mundo humano en libertad.
Tendrás en cuenta que, cuantas más veces me hagas prestarte mis servicios...
... Con mas ahinco oirás mi mente, y yo la tuya.


El varón, con su mano desocupada, urgó dentro de su gabardina hasta sacar un papel enroscado. Con un diestro movimiento se desplegó el papel, notandose de que se trataba de una suerte de documento, con letras sumamente pequeñas y en un idioma ilegible para un humano común, podría tratarse de un lenguaje exclusivamente usado en Artai. En la cabecera del documento había un sellado, y al pie de pagina dos lineas perpunteadas. La una decía "Hechicero", y la otra "Demonio". Con un ademán de la mano que portaba el cigarro, le indicó que se acercara.

Pero deberás saber, hechicera...
... Que soy un demonio, no una mascota ...
Obedeceré a tus ordenes, seguiré tus mandatos, o casi todos
Pero seré tan tuyo, como tu serás mia, si sabes a que me refiero.


Con descaro recorrió el cuerpo de la joven con la mirada, la forma en que la magnifica tela blanquecina se ceñía a ese atractivo cuerpo femenino. Eso le diría, probablemente, a que se refería. Sonrió con más amplitud y esto dejo entrever los dos pronunciados caninos que tenía el individuo, tales como si se tratara de un vampiro. Golpeó con el indice su cigarro, y la colilla cayó sobre la sombra, de la cual surgió una suerte de feroces fauces que tragaron de inmediato la colilla hasta hacerla desaparecer.

Si aun así aceptas.
Acercate, para firmar con tu sangre este tratado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 12:56 pm

Sus ojitos miraban sin vacilar al varón de larga y lustrosa cabellera azabache. Sus rasgos infantiles se veían opacos por su seriedad, respiraba controladamente manteniendo en equilibrio su energía y ocultando cualquier clase de sentimiento que pudiese provocarle aquel ser.

Obedeció acercándose a paso firme y calmo sin temor a pisar el piso ennegrecido por las sombras del demonio dando la sensación de estar pisando el vacío. Escuchaba en silencio con una catadura imperturbable dándole solo una confirmación de cabeza cuando el demonio explicó su posición y su precio.

Sus mejillas se sonrojaron bajando sutilmente la mirada al sentir la ajena sobre su cuerpo, el cual sentía desnudo por estar solo cubierto por una delgada tela. Acepto tu precio, Mephistófeles. Levantó su mano hasta sus labios y pellizcando la yema de sus dedos con sus dientes se proporciono una pequeña herida. Avanzó un pie ya subiendo al altar y extendiendo su delicado dedo sobre el escrito dejó que la gota que se concentraba sobre la herida cayera formando un punto sobre la línea punteada donde se veía la palabra Hechicero.

Hecho esto quitó su mano y dio un paso hacia atrás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 1:09 pm

¡Que así sea!


Exclamó con su voz aterciopelada, masculina, carente de imperfección, hasta el punto de poder considerarse que pudiese pertenecer a un coro. Dejó caer su cigarro, el cual fue tragado por las sombras, y extendió velozmente su mano hasta la que la hechicera extendió hacia el para firmar. Sostuvo su muñeca con delicadeza y le haló con sencillez para que acercara la mano hasta el pálido rostro del demonio, quien lamió toda la extensión de su dedo hasta llegar a la punta, la cual capturó para saborear del único sabor que poseía el vitae, ese humor carmesí. Saboreó de su escencia y al separar sus labios de su dedo, la herida se cerró.

La soltó para poder imitarle, incrustando uno de sus punzantes colmillos en su dedo pulgar, mismo que plasmó contra el papel en la linea que decía "Demonio". Su sangre, negruzca, se extendió en una amplia mancha, mientras el varón levantaba el documento y se veía como este, de manera espontanea, había sido quemado desde su pie, poco a poco siendo consumido por el fuego azulino hasta convertirse en cenizas.

Se levantó, poniendose en pie sobre el trono, y este comenzó a descender hasta que Mephistópheles tuviese sus pies sobre la tierra, instante durante el cual se arrodilló delante de la aprendiz, con una mano sobre su hombro opuesto y cabizbajo en señal de respeto. Una sonrisa cínica y triunfante decoraba sus labios para ese momento.


Mephistópheles von Lohengrin para servirle...
... mi adorable ama.
¿Cuál será su primera orden?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 1:29 pm

Se mordió su labio inferior y una electricidad erótica y fantasiosa recorrió su cuerpo desde el dedo que era acariciado por la lengua de su demonio, sus mejillas se encendieron en carmín al mismo momento que sus labios se cerraban para impedir escapar un gemidito.

Al ser liberado su dedo miró la sana herida y sonrió tímidamente mientras pensaba “Mephisto… eres mío y yo soy tuya…” sintiendo que finalmente todos esos años de estudio y esfuerzo le daban su recompensa.

Se arrodilló frente a él y tomó sus manos volviéndose a parar jalando suavemente incitándolo a pararse con ella. El contacto con las manos enguantadas del varón la hacía flaquear, como si sus rodillas quisieran ceder a su peso y dejarla caer a los pies de su amor platónico pero para su suerte se conservaron firmes. No quiero que te arrodilles ante mí ni ante nadie. No te rebajes nunca con firmeza le habló pero dulcemente.

Sonrió cerrando sus ojos y su semblante serio desapareció por completo soltando las varoniles y delgadas manos endemoniadas y lo abrazo apretando su mejilla contra su pecho tan solo disfrutando del contacto y aquella arrebatadora presencia y aura. Mi nombre es Alika.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 1:41 pm

Ignoró por completo la presencia del tercero que asistía a la ceremonia. Él, así como todos los demás humanos para aquel momento, eran ínfimos para el demonio. Este al sentir a la joven abrazarse a él, rodeo su cadera con su brazo derecho, ciñendolo a su esbelta cintura y halándolas hacia el de manera que ambos cuerpos estuviesen sumamente juntos, el uno del otro. Los gráciles dedos de su otra mano se posaron sobre la espalda de la joven, descendiendo con lentitud y recorriendo su columna con la yema del indice, hasta alcanzar su espalda baja, sitio en donde se detuvo.

Encorvó un poco su espalda para que sus labios pudiesen alcanzar el oído de la joven, cuyo contorno recorrió con la punta de la lengua hasta alcanzar su lobulo, al cual beso brevemente, con pausa. Permaneció unos segundos en silencio, tiempo en el que se dedicó a disfrutar del aroma que expedía ese cuerpo humano, perteneciente a uno de sus mas grandes placeres: las féminas. Superando aquel éxtasis, entreabrió los labios para susurrar.


Bien, "Master",
sera hora de que regresemos a vuestra casa...
¿No cree?
He de admitir que esa sola prenda le realza mejor su... sensualidad
Pero de seguro preferirá usar algo más de... ropa


Sus palabras salieron apenas en un hilo de voz, mientras su gélido aliento recorrió las zonas humedas que había dejado en el oído de su invocadora. Separó el rostro del de ella, para poder dirigir la mirada de sus ojos carmesí hacia los de la inocente dama que había aceptado el contrato con él. Sus manos no se se separaban de la joven, sino que le mantenían firmemente aprisionada contra su cuerpo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 2:01 pm

Sus ojos se cerraron con fuerza al igual que su abrazo sintiendo que sus rodillas no la sostendrían más al ser correspondida y de tal forma. Su cuerpo se estremeció por completo al ser tocada por un contacto tan perfecto, superficial y erótico al mismo tiempo. La delgada tela rozando su piel le hacía erizarse.

Se sentía débil por el proceso y el desgaste de energía que le ocasionó todo el ritual pero ella atribuía su excesivo enflaquecimiento al efecto que le causaba el demonio.

Sus mejillas le ardían, y sintió que el piso se movía por la lengua que la acariciaba, gimió sin poder ocultarlo enseguida presionando y ocultando su rostro contra la ropa negra del varón. Avergonzada que su director la sintiese y viera como se volvía gelatina en las manos de la criatura que supuestamente ella debía controlar.

Tragó saliva y usando toda su fuerza, tanto física como de voluntad para alejarse de los brazos del varón amo de las sombras. Se sentía desnuda y vulnerable fuera del resguardo de los brazos pero se mantuvo firme.

No se había percatado que debido a los escalofríos y el delicioso aliento helado de su demonio sobre su oído sus pezones se habían erectado y se traslucían por la delgada tela.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Mar Dic 23, 2008 2:24 pm

Rió en voz baja al notar esa reacción natural que se había hecho presente en el cuerpo de la joven. Relamió sus labios al considerar la opción de hacerla suya allí, y ahora. Era una opción bastante tentadora y no habría quien le detuviese, pues, al fin y al cabo, era parte del pacto: ella era suya. Pero se contuvo, todo tenía un momento y un lugar, y ya tendría la adecuada oportunidad de poseerla. Así, sus delgados comenzaron a desabotonar la gabardina del varón, dejando a la vista su camisa blanca de vestir, su corbata negra y su pantalón del mismo color. Avanzó hacia la joven y la rodeo con la prenda que acabab de despojarse, para cubrir su sensual cuerpo, sensualidad que se realzaba con la escases de ropa y los sensibles botones al descubierto. Se colocó a un costado de ella y rodeó su cadera con uno de sus brazos.

Debería tener cuidado, meister...
... no me gustaría tener que asesinar a un humano
por observarla de forma inadecuada.


Pronunció con descarada sinceridad mientras atrajo a la joven mediante su brazo, de manera posesiva. Comenzó a caminar hacia la salida del recinto, manteniendo su brazo alrededor del esbelto contorno de su cadera para guiarla consigo, entretanto la yema de sus dedos proporcionaban caricias al cuerpo de la fémina, aun cuando la gruesa tela de la gabardina no permitiese que la piel de ella sintiese aquello.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Alika
Aprendiz
avatar

Femenino Cantidad de envíos : 15
Fecha de inscripción : 22/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Vie Dic 26, 2008 11:39 am

Sus mejillas fueron invadidas por el sonrojo y en un acto reflejo apretó sus piernas y se cubrió con sus brazos. Se sentía avergonzada por haber pasado por inadvertido la trasparencia y vaporosidad de la tela y la sensibilidad de su juvenil cuerpo quien le traicionaba reaccionando indebidamente con el demonio que ahora compartía contrato.

Cruzando los brazos sobre su pecho tomó de las solapas la gabardina con la cual el varón la estaba envolviendo y tirando de esta acabó de cubrirse hasta cerrarla por su pecho Gracias Mephisto-sama susurró mirando con sus mejillas encendidas y sus ojos como luceros al gesto y reacción del demonio. No podía dejar de sonreír, simplemente era todo demasiado bueno, había salido bien el ritual, había invocado el demonio que ella deseaba y el demonio parecía aceptarla. Sentía que no había error.

Acompañó al demonio hasta la puerta pero en el umbral se detuvo abruptamente y se desembarazó del abrazo del varón de cabellos carbón tomándolo de las manos Espérame un minuto por favor. Lo soltó y corrió sosteniendo la gabardina que le envolvía hasta el director que le había asistido e hizo una rápida reverencia ¡Gracias Director-sama! Exclamó con emoción y volteándose tan rápido que su cabello suelto formó un abanico volvió a correr hasta el varón endemoniado abrazándolo por la cintura Listo y gracias por esperar levantó su rostro y sonrió cerrando sus ojos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mephisto
Demonio
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 24
Fecha de inscripción : 20/12/2008

MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   Jue Ene 08, 2009 11:28 pm

El demonio se detuvo y esperó pacientemente mientras su invocadora había ido a agradecer personalmente al asistente del rito. Era cierto, había olvidado que había un tercero con ellos, y apenas en ese momento reparó en su presencia. A pesar de mantener su retorcida sonrisa decorando sus labios, se encontraba a la espectativa de lo que pudiese hacer el director. Una mirada lasciva, o un movimiento en falos hacia Alika, y de su sombra se hubiese proyectado algún desagradable objeto que se abalanzaría sobre el varón. Pero para su sorpresa, la joven regresó rapidamente, sin haber obtenido una respuesta por parte de quien le oyó. Satisfecho, rodeó la cadera de la joven y comenzó a caminar hacia adelante, ejerciendo algo de fuerza en el brazo para invitarla a andar junto con él.

Y digame, mein meister...
¿Donde vivimos? ¿Cómo es?
¿Casa o apartamento?
¿Cuento con mi habitación, o...


Sus preguntas cesaron, quedando la última inconclusa para que el demonio observase de soslayo a su invocadora. Una mirada pícara, y en su sonrisa ahora se plasmaba la malicia de sus ideas. Para dar a entender a Alika del doble sentido con el cual cargaría el final de su interrogatorio, haló hacia su cuerpo el de la esbelta joven, de modo que mientras caminasen, estuviesen tan cerca el uno del otro que la distancia en separarles sería ínfima.

... deberé dormir con usted?
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Invocación de Mephistópheles   

Volver arriba Ir abajo
 
Invocación de Mephistópheles
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cara + Cruz :: + Lado Blanco + :: : Academia de mágia negra Kurenai : :: : Sala del Oráculo :-
Cambiar a: